Home » Salud y Sociedad


NUEVA EDICIÓN DEL AULA INIDRESS
El autoconocimiento, clave para encontrar trabajo si se tiene una discapacidad

Angélica Guevara, a la derecha, y Elena García Fernández, a la izquierda, de la Fundación DKV Integralia (Miguel Ayuso)

Para las expertas de la Fundación DKV Integralia, la formación (que no es lo mismo que los títulos académicos) constituye la herramienta principal para la inserción laboral de las personas con discapacidad
29/06/2017 16:35 h. imprimir


Leticia Sala Twitter email


Aula Inidress Angélica Guevara Elena García Fernández Discapacidad Empleo Escuela Integralia Fundación DKV Integralia

Según estadísticas oficiales, solo una de cada cuatro personas con discapacidad en edad de trabajar en España tiene un empleo, cifra que es aún más dramática en el caso de que la discapacidad esté causada por una enfermedad mental. Sin embargo, una vez superada la crisis económica, los indicadores apuntan a que el mercado laboral se va reactivando y los expertos afirman que las empresas son cada vez más receptivas a emplear personas con discapacidad.

Para contribuir a una integración laboral real del colectivo, hoy se ha celebrado una nueva edición del Aula Inidress que ha versado sobre discapacidad y empleo y en la que, de una manera muy práctica y dinámica, los asistentes han podido conocer los factores clave del éxito a la hora de buscar trabajo.

Guevara: "Hay empleo para las personas con diversidad funcional, pero hay que saber dónde buscarlo"
“Hay empleo para las personas con diversidad funcional. Lo que hay que saber es dónde buscarlo”, ha dicho Angélica Guevara, directora de la Escuela Integralia, un proyecto mediante el que la Fundación DKV Integralia pretende dar a conocer el valor de las personas con discapacidad y concienciar a las empresas de que este colectivo no sólo es igual de eficiente y productivo que el de los trabajadores sin discapacidad sino que además presentan una mayor fidelización al puesto.

Existe una brecha entre lo que las empresas piden y lo que las personas buscan. Por ello, en la Escuela Integralia intentamos detectar las competencias más demandadas por las compañías y formar a las personas con discapacidad en aquello que las empresas están demandando”, ha explicado Guevara en el transcurso del taller.

La formación se convierte de este modo en la principal herramienta para conseguir una efectiva inserción laboral de las personas con discapacidad, pero no la formación reglada exclusivamente, explican desde la Fundación DKV Integralia, sino el conjunto de conocimientos que capacitan a una persona para desempeñar una tarea determinada.

Y es que, aunque puede parecer paradójico, “capacidad” ha sido la palabra más empleada en este taller sobre discapacidad y empleo. De este modo, “el conocimiento que tenemos sobre nosotros mismos constituye el pilar básico de nuestra búsqueda de empleo”, ha dicho Elena García Fernández, psicóloga clínica y responsable del área sociolaboral de la Fundación DKV Integralia, que ha sido la encargada de revelar algunas claves, recursos y consejos prácticos al auditorio.

Elena García ha respondido a numerosas preguntas de los asistentes. (M. A.)


La actitud es más importante que la aptitud
Para favorecer ese autoconocimiento resulta de gran utilidad preguntarnos quiénes somos en este momento y quiénes queremos llegar a ser, sin olvidarnos de confrontar esa percepción con la impresión que los demás tienen de nosotros mismos para ajustarnos a la realidad. También resulta interesante para desarrollar un correcto y completo conocimiento de nosotros mismos, elaborar listas que permitan la identificación a golpe de vista de los objetivos a alcanzar a corto, medio y largo plazo, estableciendo los recursos necesarios para alcanzarlos; escribir un diario de emociones o utilizar el conocido método DAFO para conocer nuestras debilidades, amenazas, fortalezas y oportunidades ante un puesto concreto.

Entre las habilidades básicas comunes a todos los trabajos a tener en cuenta estarían una comunicación efectiva, la escucha activa, la capacidad de empatía o una correcta gestión del tiempo; mientras que entre las competencias profesionales más demandadas se encuentran la tolerancia al estrés, la flexibilidad y adaptabilidad al entorno, la capacidad de trabajar en equipo, la proactividad, la autonomía y la creatividad.

García: "La única manera de buscar empleo con éxito es tomarnos la búsqueda como un trabajo"
La FP dual, una modalidad de formación profesional que se realiza en alternancia entre un centro educativo y una empresa, ha sido señalada por las expertas de la Fundación DKV Integralia como una opción interesante a considerar por el colectivo de personas con discapacidad en situación de desempleo, ya que permite incorporarse al mercado laboral puesto que tiene establecido un mínimo de un 33% de tiempo de prácticas remuneradas (y con su correspondiente alta en la seguridad social) en las empresas y salir con un título académico que certifica tanto los conocimientos como las competencias profesionales de los alumnos.

Otra de las posibilidades a tener en cuenta por algunos colectivos, como el de las personas diagnosticadas con una enfermedad mental, serían los centros especiales de empleo, entornos protegidos que proporcionan seguridad y autoestima a estos trabajadores mediante el acompañamiento de un equipo especializado, formado en su mayor parte por psicólogos, y cuyo fin último es el tránsito a una empresa ordinaria.

“La única manera de buscar empleo de una manera exitosa es tomarnos la búsqueda como un trabajo en sí mismo, no sólo dedicándole tiempo, sino registrando la actividad realizada cada día, siendo constantes, no autocensurarnos ni autoimponernos prejuicios por nuestra condición o enfermedad y trabajar la confianza en nosotros mismos”, ha concluido García Fernández.