Home » Salud y Sociedad


MURCIA Y NAVARRA SE ANTICIPAN A LO ESTABLECIDO EN LA DIRECTIVA EUROPEA
Nuevas mejoras en el control de las dosis de radiación que reciben los pacientes

El consejero murciano Manuel Villegas (segundo por la izquierda), durante su visita al Hospital Virgen de la Arrixaca para conocer sobre el terreno el control de la radiación en las pruebas de imagen médica. (Imagen: Comunidad Autónoma Región de Murcia)

Los servicios autonómicos de salud buscan evitar la sobreexposición no justificada y mejorar la calidad y la seguridad de una prestación clave en los procedimientos de diagnóstico
11/07/2017 13:00 h. imprimir


Redacción Twitter email


Murcia Navarra Radiación Directiva 2013/59 Euratom

El Sistema Nacional de Salud (SNS) sigue intentando mejorar el control de las dosis de radiación procedentes de las pruebas de imagen médicas que se realizan a los pacientes como uno de los procedimientos de diagnóstico más habituales. Con la mirada puesta en el cumplimiento de la Directiva 2013/59/Euratom del Consejo Europeo, dos servicios autonómicos de salud han anunciado en los últimos días medidas concretas para evitar la sobreexposición no justificada y para incrementar la calidad y la seguridad del servicio. 

En Murcia, el consejero de Sanidad, Manuel Villegas, ha anunciado con solemnidad que es la primera región, no ya española sino europea, en controlar la radiación en pruebas de imagen médica, gracias a la implantación en todos los hospitales del Servicio Murciano de Salud (SMS) de un proyecto integral y centralizado. Sus primeros resultados, obtenidos desde 2015, han permitido reducir en un 35% los niveles de radiación de las pruebas radiológicas.

Los hospitales del Servicio Murciano de Salud han reducido los niveles de radiación de sus pruebas radiológicas en un 35%
El SMS ha registrado más de un millón de estudios de imagen desde la implantación del sistema en todos los equipos de rayos X digitales, de los que se han monitorizado de manera centralizada más de 210.000 pruebas de TAC, 43.000 mamografías y 23.000 pruebas de intervencionismo. En paralelo, los profesionales murcianos han podido establecer nuevos protocolos de uso de los 16 equipos de tomografía computerizada con los que cuentan los hospitales de la región.

Estos nuevos protocolos, además de reducir el nivel medio de exposición de los pacientes a la radiación, permiten homogeneizar el nivel de las dosis. El sistema de control de emisión también posibilita conectar todos los equipos digitales de diagnóstico instalados en los hospitales, independientemente del número de equipos existente, tecnología o fabricante. Así, los médicos pueden conocer en todo momento el historial de exposición de un paciente, lo que es especialmente importante cuando debe valorarse la idoneidad o no de realizar pruebas radiológicas, ya que en ocasiones para pacientes que han recibido altas dosis de radiación es recomendable elegir otra prueba que exponerles de nuevo, según informa la Consejería.

Por su parte, el Servicio Navarro de Salud-Osasunbidea (SNS-O) ha instalado un sistema avanzado de control de dosis de radiación impartida a pacientes en 16 equipos de diagnóstico radiológico. En concreto, se controlan ya con este sistema 8 escáneres, 3 mamógrafos, 2 aparatos de radiología convencional y 3 angiógrafos digitales de la red hospitalaria y extrahospitalaria pública, a los que se sumarán en breve dos equipos de radiología convencional y uno de radiología portátil.

Foto de familia del Servicio de Radiofísica y Protección Radiológica de Osasunbidea (Comunidad Foral de Navarra)


Este sistema de control, que se prevé incorporar a partir de ahora a todos los nuevos equipos que se adquieran en la red sanitaria pública navarra, permite realizar un exhaustivo análisis de las dosis de radiación impartidas a nivel individual y colectivo, determinar indicadores de dosis para cada tipo de caso y mantener el historial de dosis acumuladas de cada paciente. Ofrece además la posibilidad de comparar procedimientos diagnósticos, cotejar niveles de dosis con referencias internacionales y establecer alarmas radiológicas, según detalla el Gobierno foral en una nota.
Según el estudio Dopoes 2015, Navarra es la autonomía que administra menor dosis de radiación por persona de todo el SNS

Navarra se autodenomina como referencia nacional en protección radiológica, citando el estudio Dopoes 2015, realizado por el Consejo de Seguridad Nuclear y la Universidad de Málaga, en el que aparece como la autonomía que administra menor dosis de radiación por persona de todo el SNS.

El control de la radiación recibida por pacientes está recibiendo una creciente atención por parte de las administraciones sanitarias no solo por las obligaciones derivadas de la citada directiva europea sino también por el aumento en el uso de imágenes médicas asociadas a los diferentes sistemas radiológicos, tanto en diagnóstico como en terapia (tomografía computarizada, intervencionismo, mamografía y radiografía convencional), que ha incrementado las dosis de radiación ionizante que reciben los pacientes y la preocupación sobre sus efectos sobre la salud.

La directiva, aprobada a principios de 2014, establece las normas de seguridad básicas para la protección contra los peligros derivados de la exposición a radiaciones ionizantes. Para cumplir con la legislación europea, los centros hospitalarios deberán realizar un diagnóstico de los niveles de radiación que emiten sus equipos y conocer de forma precisa qué dosis de radiación produce cada uno de ellos, además de evaluar si se ajusta a la citada normativa. De no ser así, deberán adecuar equipamientos y emisiones a los estándares establecidos.

Más allá de las experiencias particulares y positivas de Murcia y Navarra, España se encuentra bien preparada para controlar las dosis de radiación gracias a la cualificación de sus profesionales en el área de imagen y de física médica, y a la normativa propia establecida por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad.