Home » Salud y Sociedad


ADELANTAN QUE EL PLAN NACIONAL DE LA ENFERMEDAD PODRÍA ESTAR LISTO A FINALES DE AÑO
La atención a un paciente con alzhéimer ronda los 31.000 euros anuales, según un estudio

El perfil del cuidador suele ser una mujer, mayor de cincuenta años y perteneciente a la familia, según se indica en el estudio. (Istock)

El 30% de las personas a cargo de un familiar debe hacer reajustes en su vida laboral para ocupar tal función y el 12 acaba abandonando por completo su trabajo, lo que puede derivar en el 'síndrome del cuidador quemado'
18/05/2017 16:55 h. imprimir


Marta Escavias de Carvajal Twitter email


Alzhéimer cuidadores Imserso Ceafa Cinfa

En España hay 1,2 millones de personas afectadas con alzhéimer que tienen, como mínimo, a dos personas a su cuidado de forma diaria y continuada. Se estima que esta atención tiene un coste de unos 31.000 euros anuales; es decir, un 29 por ciento más del salario medio español que se sitúa en los 24.000 euros, lo cual supone una gran diferencia.

Así se desprende del informe Consecuencias de la enfermedad de Alzheimer y otras demencias en los cuidadores familiares, elaborado por la Confederación Española de Alzheimer (Ceafa), en colaboración con Cinfa y presentado hoy en Madrid.

El documento analiza el impacto social y económico de la atención a estos pacientes y recoge un total de 78 propuestas para ayudarles frente a esta situación.

consecuencias de ser cuidador
"El perfil del cuidador suele ser una mujer, mayor de cincuenta años y perteneciente a la familia”, asegura Cheles Cantabrana, presidenta de Ceafa. Según el estudio, el 30 por ciento debe hacer reajustes en su vida laboral para ocupar tal función y el 12 acaba abandonando por completo su trabajo para dedicarse a este fin.

El síndrome del cuidador quemado genera estrés
y frustración en
esta figura
"Estar 24 horas al día durante siete días a la semana dedicados a otra persona suele derivar en una situación de aislamiento personal que acaba pasando factura al cuidador”, advierte Cantabrana. Precisamente, esta situación es lo que se denomina como síndrome del cuidador quemado: “personas que empiezan a dejar a un lado sus proyectos personales y se llenan de frustración y estrés”, matiza.

Y es que en muchas ocasiones los cuidadores son los “grandes olvidados de esta difícil enfermedad y a los que si no se protege pueden acabar siendo enfermos también”, expone Enrique Ordieres, presidente de Cinfa.

Por este motivo, el documento propone cuestiones para mejorar las ayudas económicas a estas familias, favorecer la conciliación de la vida profesional con los cuidados, mejorar sus condiciones tributarias. “Los cuidadores no cotizan a la seguridad social y esto provoca que no tengan opción a recibir una pensión en el futuro”, añade Cantabrana.

PLAN NACIONAL DE ALZHéIMER
Además, también se solicita “bonificar el acceso a los tratamientos para que su impacto en la economía se vea reducido”, añade Ordieres. No hay que olvidar que estas personas son “héroes silenciosos y su labor es insustituible”, añade Carmen Balfagón, directora general del Imserso.  

Para abordar el problema social de esta enfermedad haría falta por tanto la presentación de un Plan Nacional del alzhéimer que, según adelanta Balfagón, podría estar terminado antes de que finalice el año.

Sanidad solo cuenta con una Estrategia de demencias hasta el momento actual
Por el momento, Sanidad solo cuenta con una Estrategia de demencias y "queremos que el alzhéimer esté incluido”, concreta.

En este momento se están recogiendo datos de pacientes y familiares para que queden recogidos en ese plan. “Deben incluirse sus necesidades y aquel que lo vive en primera persona es quien está más capacitado para aportar información importante al plan”, añade la directora del Imserso.

Así, familias, enfermos y asociaciones de pacientes forman un conglomerado que “debe estar siempre unido y en constante comunicación”, concluye.