Home » Salud y Sociedad


PANEL DE EXPERIENCIAS SOBRE LA IMPLICACIÓN DE LA SOCIEDAD CIVIL EN LA PROMOCIÓN DE HÁBITOS SALUDABLES
Hay que promover entre los ciudadanos la importancia de la corresponsabilidad de su salud

Cebas, Pascual, Seoane y Buñuales durante el panel de experiencias. (Cristina Cebrián / Sanitaria 200)

Ayuntamientos, investigadores, centros educativos, pacientes, consumidores, empresarios, aseguradoras y periodistas conforman la Alianza Riojana por la Salud para inculcar buenas prácticas en la población
17/02/2017 10:24 h. imprimir


Marta Escavias de Carvajal Twitter email


5 Foro RSS Fundación Hospital Calahorra

Los ciudadanos deben ser corresponsables de su salud; es decir, ser conscientes de los daños y perjucios que puede ocasionar en ellos no llevar unos hábitos saludables. Así, lo pusieron de manifiesto representantes de la Alianza Riojana por la Salud, reunidos en un panel de experiencias durante el V Foro de Responsabilidad Social Sociosanitaria, celebrado en la Fundación Hospital Calahorra (La Rioja). 

La Alianza es una iniciativa de la Consejería de Salud de la región que busca crear sinergias con asociaciones y entidades de todos los sectores sociales para colocar a la salud como prioridad en el sistema sanitario.

Así, ayuntamientos, investigadores, centros educativos, pacientes, consumidores, empresarios, aseguradoras y periodistas se dieron en este encuentro para explicar en primera persona qué entienden ellos por corresponsabilizar su área de trabajo.

cláusulas sociales en los contratos públicos
Por parte del Ayuntamiento de Logroño, Bernabé Palacín, director general de contratación, Responsabilidad Social y Servicios Comunitarios, entiende que la responsabilidad social sociosanitaria (RSS) "excede del compromiso meramente legal donde los ciudadanos deben implicarse también en cada paso”.

"Todos los contratos públicos incluyen una cláusula social y ambiental", asegura Palacín
Como administración pública "contamos con una herramienta básica para mejorar la calidad de los ciudadanos, que es la contratación", indica. En los últimos dos años han incorporado cláusulas de tipo social que "favorecen la elaboración de unos contratos más eficientes que satisfagan mayores necesidades”, apunta Palacín.

Así, se fomenta la igualdad entre hombre y mujer, el empleo de personas con discapacidad, en riesgo de exclusión o parados de larga duración. “Según la ley las empresas con más de 50 trabajadores sólo están obligadas a tener un 2% de discapacitados en plantilla y queremos subir ese porcentaje”, matiza.

Desde que se implantaron estas políticas, Palacín asegura mostrarse satisfecho con los resultados. Y es que en 2016 se han hecho 44 contratos nuevos gracias a un presupuesto de 14,5 millones de euros, y todos estos incluyen una cláusula social y ambiental.

Las cifras también avalan su satisfacción. Según una encuesta realizada en mil empresarios de la región, el 7,44 por ciento sobre diez está conforme con las políticas sociales, aunque echan en falta conocer el impacto que éstas suscitan en la sociedad. “Deberíamos conocer también qué repercusión tiene en el medio ambiente nuestro trabajo”.


Mª Teresa Jiménez, directora médica de la FHC explica el papel del paciente en la corresponsabilidad de su salud. (C.C / Sanitaria 2000)

EXcelencia en investigación
Para adaptarse a la realidad social de su región, Eduardo Mirpuri, coordinador de Investigación Biomédica en el Centro de Investigación Biomédica (Cibir), de La Rioja, propone un plan estratégico que gire en torno a tres puntos principales: mejorar la salud de los ciudadanos con nuevas terapias que ayuden al diagnóstico, incorporar la investigación a la práctica clínica y, como consecuencia de las dos anteriores, ampliar la red biotecnológica de la región.

"El profesionalismo redunda en la
mejora de la calidad asistencial", expone Mirpuri
Desde hace años el Cibir trabaja con la intención de convertirse en un instituto de investigación sanitaria que acredite la excelencia de los centros. “Todo está alineado con una estrategia de calidad y de mejora que nos permita aplicar mejoras de corrección continuamente”, explica.

En este sentido, apuestan por la formación de los investigadores. “El profesionalismo redunda en la mejora de la calidad asistencial”, matiza. Porque, “cuanto más implicados estén, la asistencia será mejor”, concreta.

Con este objetivo trabajan desde 2008 cuando iniciaron una línea de trabajo pionera a nivel internacional en el que además colaboran con la Unesco.

Para mejorar la red biotecnológica iniciaron contactos con el sector agroalimentario, gracias a los cuales ahora trabajan en la búsqueda de nuevas moléculas que puedan aportar avances en áreas terapéuticas como la oncología.

formando a ciudadanos responsables
La educación es la pieza clave para formar ciudadanos responsables en el futuro. Por eso, no podía faltar la representación de los centros educativos en la Alianza Riojana por la Salud. Adela Fernández, del Instituto de Educación Secundaria Valle del Cidacos de Calahorra, explica que en su centro trabajan la salud en los menores a través clases de alimentación y nutrición, actividad física y afectividad.

Por ejemplo, “hace poco percibimos un aumento de la tasa de obesidad entre nuestros alumnos y creamos un programa de nutrición para que los propios chavales se diesen cuenta de ese sobrepeso y empezasen a mantener hábitos más saludables”. Los niños no solo aprenden los tipos de nutrientes que existen, sino también cómo influye su ingesta en el día a día. La educación física es una pieza clave para frenar esta patología.

"Los jóvenes deben hacer deporte por placer y conocer los beneficios", indica Fernández
“Debemos promover la autonomía de los jóvenes, que hagan deporte por placer, no impuesto y conozcan sus beneficios”, apuesta.

El ámbito efectivo y trabajar la inteligencia emocional a estas edades también es fundamental. “Controlar las emociones tiene mucho que ver con la salud, podemos evitar que se inicien en el consumo de drogas informándoles”. Además, trabajan en un programa para erradicar el bullying en las aulas.

La prevención de la salud es clave y ejemplo de las consecuencias que pueda tener no cuidarse son los pacientes de diversas patologías. Dentro la Alianza figuran representantes de muchas asociaciones que realizan no sólo una labor de información y acompañamiento, sino también de prevención.

PACIENTES, EMPRESARIOS Y CONSUMIDORES UNIDOS POR LA SALUD
Dentro de la Alianza, la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC) participa en la ejecución de cinco puntos: atención a los pacientes y familiares, alivio de trastornos psicológicos y afrontamiento del duelo, apoyo y ayuda a enfermos de cáncer con problemas difíciles, abandono del hábito tabáquico en adultos y adolescentes, y fomento de la corresponsabilidad en el cuidado de la salud. 

Álvaro Granell, presidente de la Unión de Consumidores de La Rioja. (Cristina Cebrián / Sanitaria 2000)

“En 2016 hemos atendido a 214 afectados nuevos y 263 familiares, y ofrecido más de mil sesiones de atención psicológica”, expone Francisco Javier Cebas, presidente del Comité Técnico de la AECC de La Rioja.

El consumo de productos es otro ámbito en el que los ciudadanos deben ser responsables. Según un informe de la Unión de Consumidores de La Rioja, cuatro de cada diez consumidores pagarían más por productos responsables y saludables”, apunta su presidente, Álvaro Granell.

La Unión de Consumidores trabaja en la Alianza a través de la formación en el ámbito escolar. “Las personas deben tener una cultura en hábitos saludables. La medicina preventiva se basa en la prevención de la salud, con su ahorro económico a los gobiernos, y hay que contárselo a los chavales”, indica Granell.

El consumidor responsable busca un beneficio individual y social, quiere que se reconozca su derecho a la seguridad, a ser escuchado, a recibir información y busca la transparencia; es decir, “ha de identificar la RSS desde cualquier ámbito, que se convierta en una conducta intrínseca a la hora de comprar los productos”.

"El consumidor debe identificar la RSS desde cualquier ámbito", señala Granell
El mundo empresarial también tiene un claro papel en la mejora de la salud. “Todos tenemos un margen de responsabilidad”, indica Maite Seoane, de la Federación de Empresarios de La Rioja.

Las empresas se crean con un objetivo que es ganar dinero, pero este no debe ser aislado, sino que “tiene que existir una correlación directa con el desarrollo medioambiental y el de las personas”, continúa.

El compromiso de la organización se materializa en varios campos. El más importante es la promoción de la salud a través del deporte. “Una persona que goza de salud reduce el absentismo laboral y está sana”, agrega Seoane. Con este propósito se han organizado diversas jornadas sobre nutrición y deporte.

Asimismo, organizaron jornadas en materia de drogas y adicción para medir el impacto que podría tener en el ámbito laboral. “Hicimos unas guías para trabajadores y empleados donde les explicábamos cómo actuar ante una situación de este tipo”, argumenta Seoane.

E. Pascual, M. Seoane, M.T. Buñuales, A. Granell y M. Macías, durante la segunda parte del panel de experiencias. (Cristina Cebrián / Sanitaria 2000)


compromiso de ser socialmente responsables
La Federación de Empresarios trabaja con el compromiso de ser “socialmente responsables, con una gestión transparente del buen gobierno”. 

"El bienestar de las personas es nuestra máxima diaria", explica Macías
De la misma opinión se muestran desde Mutua Universal, donde el bienestar de las personas es su máxima diaria. “Entendemos la salud desde una perspectiva holística. Tratamos con personas que ven mermada su salud y nos han hecho ser conscientes demuestra responsabilidad con el cuidado de la salud”, explica Mónica Macías, del Área de Responsabilidad Social Corporativa de la entidad.

Mutua Universal cuenta con un plan director de responsabilidad social con diversos proyectos. Uno de los más recientes denominado Más salud, más vida, tiene como objetivos transmitir hábitos saludables entre la población y posicionar a la empresa como entidad saludable. “Nos centramos en iniciativas y acciones para avanzar hacia una sociedad más competitiva”, concreta Macías.

Por último, en la Alianza no podía falta la representación de la prensa, como transmisores de todos esos consejos y buenas prácticas para el cuidado de la salud.

"La RSS de la prensa consiste
en transmitir conocimientos", señala Pascual
El Colegio de Periodistas de La Rioja fue una de las primeras instituciones en sumarse a la iniciativa con la puesta en marcha de muchas acciones que contribuyen a la responsabilidad social.

De esta forma, se crearon las aulas de salud, que son reuniones de colectivos sanitarios con periodistas sobre campañas específicas de interés social, como ola de calor, donación de sangre, prevención, etcétera.

“Son pequeñas píldoras informativas a cargo de un profesional sanitario que aclara y explica dudas”, señala Esther Pascual, de la Asociación de la prensa de La Rioja.

A su juicio, la RSS de los periodistas consiste en “contarle a la población cómo cuidar su salud, de forma directa y con un lenguaje claro y conciso”. En otras palabras, “nuestra máxima debe ser la transparencia y responsabilidad como un buen modelo de gestión para la salud de población”.