Home » Salud y Sociedad


EN RESPUESTA A UNA BATERÍA DE PREGUNTAS DE IZQUIERDA UNIDA
El Gobierno reconoce que la Ley antitabaco no se está cumpliendo en las terrazas de los bares

Algunas terrazas de bares están incumpliendo sistemáticamente la Ley antitabaco. (iStock)

El Gobierno admite "algunos casos aislados de incumplimiento y áreas de mejora, que se centrarían especialmente en terrazas de hostelería y espacios al aire libre de hospitales"
10/10/2017 09:59 h. imprimir


Redacción Twitter email


Izquierda Unida Tabaquismo Ministerio de Sanidad

El Gobierno cree que el grado de cumplimiento de la Ley antitabaco en España es positivo pero admite que todavía existen “áreas de mejora” a la vista de los “casos aislados de incumplimiento” que se siguen registrando, especialmente en terrazas de bares y restaurantes o en los espacios al aire libre de los centros hospitalarios, tal como informa Europa Press.

Así lo ha admitido el Ejecutivo en una respuesta parlamentaria por escrito ante una batería de preguntas de la diputada de IU Isabel Salud sobre el balance del cumplimiento de dicha norma, que siete años después volverá a reformarse para la trasposición de la Directiva Europea sobre Productos del Tabaco, según el anteproyecto de Ley que aprobó el Consejo de Ministros el pasado mes de junio.

Está prevista una nueva modificación de la norma para culminar la trasposición de la Directiva Europea sobre productos del tabaco y derivados
Pese a que los datos disponibles sobre cumplimiento son “positivos”, el Gobierno admite “algunos casos aislados de incumplimiento y áreas de mejora, que se centrarían especialmente en terrazas de hostelería y espacios al aire libre de hospitales”.

Entre los “efectos positivos” de la ley impulsada en 2005 y su posterior modificación en 2010 está el hecho de que la exposición al humo ambiental del tabaco se haya reducido “drásticamente”, en más del 90 por ciento en locales de hostelería.

Además, el Gobierno considera igualmente destacable la buena aceptación de la ley por parte de los ciudadanos, que además se ha traducido en un descenso del consumo, tanto en hombres como en mujeres.

De igual modo, también existen datos de la reducción de las tasas de ingreso por enfermedades relacionadas con el tabaquismo, como las enfermedades cardiovasculares y respiratorias, así como ciertas mejoras en salud perinatal.

Pese a ello, el Ejecutivo recuerda que está prevista una nueva modificación de la norma para culminar la trasposición de la Directiva Europea sobre productos del tabaco y relacionados, cuyo anteproyecto de Ley ya aprobó en junio el Consejo de Ministros junto con un Real Decreto en junio que, entre otras cuestiones, obligaba a los cigarrillos electrónicos a llevar advertencias sanitarias en sus envases.

A LA ESPERA DE UNA NUEVA REFORMA
En lo que respecta a la reforma de la Ley antitabaco, todavía pendiente de iniciar su tramitación parlamentaria, el Gobierno apunta en la respuesta a IU que permitirá dar respuesta a nuevas exigencias y aspectos de mejora en materia de protección de la salud y prevención del tabaquismo.

En concreto, según precisó en junio el Ejecutivo tras su aprobación en Consejo de Ministros, introducirá limitaciones relacionadas con la venta a distancia transfronteriza, la venta que no cumple los requisitos de etiquetado o envasado, o la prohibición de determinados ingredientes.

La reforma de la Ley permitirá dar respuesta a nuevas exigencias y aspectos de mejora en materia de protección de la salud
El texto fue criticado este verano por el Consejo Económico y Social (CES) ya que, pese a que aprobado por unanimidad el dictamen del anteproyecto, reconocía que echaba en falta una evaluación de los efectos que conllevó la norma de 2011 en su momento.

Por su parte, recuerdan que el RD introdujo entre otras cuestiones el aumento de las advertencias sanitarias combinadas al 65 por ciento de la superficie de ambas caras, la prohibición de aromas característicos o aditivos como la cafeína, la taurina o vitaminas y la regulación específica de los cigarrillos electrónicos.

“Estas medidas contribuirán a disminuir el atractivo de estos productos para los jóvenes, reducir el consumo de tabaco y facilitar la información y la protección de la población”, resalta el Ejecutivo en la respuesta parlamentaria.

Campaña del Ministerio para reducir el cosumo de tabaco entre jóvenes.


LOS ADOLESCENTES, EN EL PUNTO DE MIRA
Son precisamente los jóvenes el colectivo que más preocupa al Ejecutivo. El 31,4% de los estudiantes de 14-18 años fumó tabaco en los 12 meses anteriores y la edad media de inicio es 13,9 años, unas cifras que el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad quiere mejorar.

La campaña plantea a los jóvenes el acabar con el tabaco como un reto a seguir
Es por ello que acaba de lanzar la campaña #NonSmokingChallenge, una iniciativa que pretende prevenir el inicio de consumo de tabaco y animar a su abandono en jóvenes. Su objetivo es promover actitudes de vida saludable en jóvenes, proporcionando herramientas para prevenir el inicio del consumo de tabaco y para favorecer el abandono. Además encierra objetivos específicos, como el fomentar una imagen positiva para los jóvenes alejados del consumo de tabaco y de los productos relacionados y eliminar falsos mitos o creencias asociadas a su consumo.

La campaña plantea a los jóvenes el acabar con el tabaco como un reto a seguir, equiparándolo a otros muy populares entre los adolescentes. Emplea con el mensaje: “Sois la generación de los retos. Por eso sois la generación que puede acabar con el tabaco. La campaña estará en medios digitales y en redes sociales desde hoy y hasta el 22 del mismo mes.