Home » Política


FEP Y CGCOF FIRMAN UN ACUERDO MARCO DE COLABORACIÓN
"Se habla mucho del empoderamiento del paciente, pero hay que trabajar duro para conseguirlo"

Jesús Aguilar y Andoni Lorenzo durante la firma del acuerdo marco. (CGCOF)

Andoni Lorenzo, presidente del Foro Español de Pacientes, insiste en que la verdadera revolución será conseguir el compromiso de los enfermos con su afección y para ello es necesaria la participación de todos los colectivos
09/03/2017 17:50 h. imprimir


Marta Escavias de Carvajal Twitter email




Colocar al paciente en el centro del Sistema Nacional de Salud (SNS) es una de las máximas que se han fijado la totalidad de colectivos profesionales. Y para que esto ocurra las sinergias entre ambos son indispensables. Con este propósito el Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos (Cgcof) y el Foro Español de Pacientes han firmado hoy un acuerdo marco de colaboración.

“Queremos construir el futuro de los pacientes. Las asociaciones son la voz de apoyo y acompañamiento a muchas enfermedades”, apunta Jesús Aguilar, presidente del Cgcof. "El devenir de los años y el aumento de la esperanza de vida provoca que todos seamos pacientes en algún momento de nuestras vidas”, continúa Aguilar.

De ahí la importancia del tan utilizado término empoderamiento del paciente que, aunque es necesario, las instituciones están abusando de su uso sin llevarlo a cabo realmente. “La verdadera revolución va a ser conseguir que el paciente esté formado a través de educación y prevención y sólo así tendremos una mejor calidad de vida y supondremos un ahorro importante para el SNS”, asegura Andoni Lorenzo, presidente del FEP.

lucha contra las inequidades
Lorenzo señala también la urgencia de empezar a trabajar por un pacto en el Estado de la Salud que acabe con las inequidades entre las comunidades autónomas que tanto daño hacen a todos los enfermos. En este sentido, recordó la necesidad imperiosa de cambiar la tendencia hacia un modelo hospitalario de crónicos y no de agudos como se vive actualmente. “Entre el 60 y el 70 por ciento del gasto sanitario actual se dirige ya a patologías crónicas”, apostilla.

Un estudio de Conartritis da una nota de 3,39 a la atención emocional recibida en el médico
De la misma opinión se muestra Santiago Alfonso, vicepresidente del FEP, quien señala que “debemos convertirnos en formadores de pacientes, generando pacientes expertos en su autocuidado y comprometidos con la patología”.

Alfonso aplaude este convenio tan necesario también ya que echa en falta la humanización de la relación entre paciente y profesional. “La evidencia científica ha relegado a un segundo plano esa empatía necesaria con el afectado”, añade. Ahora, las asociaciones de pacientes tienen el reto de hacer ese retorno hacia la humanidad, con una labor de cercanía y acompañamiento al enfermo que se encuentra perdido tras el diagnóstico.

En Sanidad se habla cada vez más de la calidad percibida por los pacientes respecto a su médico y lo cierto es que numerosos estudios la puntúan muy por debajo de lo deseado. Sin ir más lejos, un estudio de Conartritis puntuaba con un 3,39 la atención emocional recibida por su profesional.

“Este aspecto es lo que más tiene que ver con la humanización”, lamenta Rodrígo Gutiérrez, presidente de la Sociedad Española de Atención al Usuario de la Sanidad (Seaus). Cuando uno está enfermo no sólo busca atención clínica, sino también que le transmitan seguridad y confianza. “De ahí el modelo afectivo-efectivo en el que estamos trabajando desde la Seaus”, explica.

análisis dafo de las asociaciones de pacientes
Las asociaciones de pacientes son por tanto una pieza clave para el SNS, cuyo trabajo es, en muchas ocasiones, poco valorado o tenido en cuenta. Para sacar partido a su labor, Gutiérrez propuso durante este encuentro un análisis de debilidades, amenazas, fortalezas y oportunidades (DAFO) en el que las asociaciones allí presentes dieron su opinión personal basada en la experiencia.

Solo un 2% de los pacientes pertenece o está afiliado a alguna asociación 
Entre las fortalezas los pacientes dejaron clara su capacidad de colaboración y experiencia a la hora de transmitir sus conocimientos a otros como ellos.

La utilización de internet a la hora de buscar información, se presentó por un lado como una oportunidad, ya que ayuda al conocimiento de la asociación y a la difusión de su labor, pero, por otro, también podría ser una amenaza por el desconocimiento que implica a veces su utilización o un mal uso de las redes sociales, por ejemplo.

La legislación actual tampoco se lo pone fácil a las asociaciones, que piden más presencia en congresos médicos, aunque en la actualidad su entrada pueda verse relacionada con motivos publicitarios. “No entendemos por qué Farmaindustria establece estos límites”, apuntaban desde una asociación.

Las pseudoterapias, las expectativas de la asociación o hablar en nombre de ellas sin tener que hacerlo fueron otras de las amenazas compartidas entre el público. “No es normal que en un congreso o encuentro en el que se habla de pacientes no hay ninguno invitado y eso ocurre con mucha frecuencia”, apunta José Luis Baquero, miembro de la junta directiva del FEP.

La desconfianza, falta de implicación de los jóvenes, faltas de apoyo o escasez de herramientas directivas entre los miembros de las asociaciones se presentaron como debilidades.

Por último, ese bajo nivel de asociacionismo que se vive en España (solo un dos por ciento de los enfermos pertenece a alguna asociación) podría subir con el trabajo adecuado, viéndose ésta como una oportunidad que favorece a las asociaciones. Además, otra oportunidad sería seguir trabajando para conseguir mejorar la relación entre paciente y profesional.