Home » Política


NUEVO ESTUDIO DEL 'GLOBAL BURDEN OF DISEASE'
Se necesita "un compromiso extraordinario" para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible en materia de salud

Un cooperante de MSF administra una vacuna. (MSF)

Una investigación publicada en 'The Lancent' asegura que, si se mantienen las tendencias actuales, menos del 5% de los países alcanzarán las metas marcadas por la ONU para 2030
13/09/2017 11:43 h. imprimir


Redacción Twitter email


Objetivos de Desarrollo del Milenio ONU The Lancet Desarrollo Cooperación

"Erradicar la pobreza extrema. Combatir la desigualdad y la injusticia. Solucionar el cambio climático. En todos los países. Para todas las personas". Esta es la meta de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible fijados por la ONU en 2015, que deberían cumplirse en 2030. Pero del dicho al hecho hay un trecho. ¿Vamos por el buen camino?

Un estudio vinculado al macroproyecto Globan Burden of Disease –el mayor estudio epidemiológico del mundo, elaborado por el Institute for Health Metrics and Evaluation (IHME) y financiado la Fundación Bill & Melinda Gates– alerta de que se necesitan “muchos progresos” a nivel mundial para que todos los países puedan alcanzar en 2030 los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) en materia de salud.

Singapur es el país que más objetivos en salud ha cumplido, seguido de cerca por Islandia y Suecia
Publicado en 'The Lancet' y presentado con motivo de la 72ª sesión de la Asamblea General de las Naciones Unidas en Nueva York (Estados Unidos), se trata del primer análisis exhaustivo de los indicadores de salud entre 1990 y 2014 para 188 países, y las tendencias que se pueden esperar de estos para 2030.

La buena noticia es que la mayoría de países han cumplido ya con algunos de los ODS, como son rebajar las cifras de mortalidad neonatal, infantil y materna, así como la relacionada con la malaria. La mala es que, si se mantienen las tendencias actuales, menos del 5% de los países alcanzarán los objetivos más “ambiciosos”, como son rebajar los accidentes de tráfico, la tuberculosis, el sobrepeso infantil, la violencia de género y las tasas de suicidio, problemas que afectan casi por igual a los países desarrollados y en desarrollo.

De los 17 ODS, 13 están vinculados directa o indirectamente al cambio climático.


MEDALLAS Y REPRIMENDAS
El macroestudio Global Burden of Disease cuenta con 2.518 colaboradores en 133 países, y está íntimamente vinculado al proyecto de la ONU. Los investigadores han creado una puntuación general que toma en consideración el desempeño de un país dado en los 37 indicadores de los ODS relacionados con la salud. Esto permite conocer el desempeño de cada Estado, así como la comparación entre ellos.

Países como Sri Lanka, Venezuela, Serbia y Ucrania experimentarán un empeoramiento de cara a alcanzar los objetivos marcados
Singapur encabeza esta lista con una puntuación de 87, seguido de cerca por Islandia y Suecia (cada uno con 86 puntos). Las naciones con una nota más baja son Afganistán, República Centroafricana y Somalia, cada una con una puntuación de 11. España se sitúa en los 74 puntos, la misma cifra que Estados Unidos, Austria  y Brunei.

Pero quizás lo más interesante del estudio no es saber qué países están a la cabeza en el cumplimiento de los objetivos, sino cuáles están logrando avanzar más y qué territorios podrían entrar en barrena.  

Camboya, Ruanda, Guinea Ecuatorial, Laos, Turquía y China registraron las mayores mejoras en el indicador de la cobertura de salud universal (UHC) entre 2000 y 2016. Los autores del trabajo aseguran que las mejoras se han producido, en cierta medida, por las políticas llevadas a cabo. Y es que, por ejemplo, China amplió su plan de seguro de salud a las poblaciones rurales y a las personas desempleadas y Camboya inició en 1990 el camino hacia la planificación sanitaria.

“China, Camboya y muchas otros países de medianos y bajos ingresos merecen un reconocimiento por mejorar la vida de sus ciudadanos, como lo demuestran las impresionantes mejoras en la mortalidad infantil, la mortalidad neonatal, la cobertura vacunal, la mortalidad materna y la malaria”, ha comentado el director de IHME, Christopher Murray.

Ahora bien, sobre la base de las tendencias actuales, se prevé que Kazajstán, Timor-Leste, Angola, Nigeria y Swazilandia obtendrán las mayores mejoras globales en el índice general de los ODS relacionados con la salud para 2030.

En el otro extremo, países como Sri Lanka, Venezuela, Serbia y Ucrania experimentarán un empeoramiento de cara a alcanzar los objetivos marcados debido a los elevados índices de sobrepeso infantil y consumo abusivo de alcohol.

LA POBREZA ES INSALUBRE
Aunque los autores del estudio reconocen que para un subconjunto de indicadores los niveles de cumplimiento de los ODS son prometedores, se trata de la excepción que confirma la regla. La mayoría de los países, en particular aquellos más pobres, tienen difícil alcanzar los objetivos en base a sus trayectorias actuales.

“Está cada vez más claro que los ODS relacionados con la salud dependen de acelerar notablemente el progreso, particularmente entre las poblaciones más pobres del mundo”, concluyen los firmantes de la investigación. “Lograr esto no es imposible, pero exigirá un compromiso financiero y político extraordinario por parte de los organismos nacionales e internacionales para garantizar que nadie se quede realmente atrás en 2030”.