Home » Política


VI FORO RSS
Vergeles: "En este país los problemas sociales los metemos con calzador en la sanidad"

José María Vergeles ha reunido a numerosos medios de comunicación. (Antonio Camacho)

El consejero de Sanidad y Políticas Sociales de Extremadura ha inaugurado el VI Foro de la RSS que celebra Inidress en el Hospital de Mérida
07/06/2017 12:15 h. imprimir


Miguel Ayuso Twitter email


VI Foro RSS José María Vergeles Cronicidad Extremadura Hospital de Mérida

En Extremadura el 20% de la población tiene más de 65 años y, entre estos, el 33% tiene más de 80. Se trata de unas cifras de envejecimiento superiores a la media nacional, a lo que hay que añadir el carácter propio de una región muy extensa y eminentemente rural.

“Yo no tengo fuerza moral para ir a ver a un médico de pueblo o una enfermera y explicarle cómo tiene que hacer lo que viene haciendo hace muchos años”, asegura Vergeles

No es de extrañar por tanto que el VI Foro de la Responsabilidad Social Sanitaria y Sociosanitaria, que celebra Inidress en el Hospital de Mérida, haya escogido como temática las Dificultades en el giro del sistema sanitario a la cronicidad. Un abordaje que, como ha recordado el consejero de Sanidad y Políticas Sociales de la Junta de Extremadura, José María Vergeles, no es solo necesario, es que representa una lucha diaria en una comunidad como la extremeña.

“¿Cómo la enfocamos en Extremadura?”, se pregunta Vergeles. “Yo no tengo fuerza moral para ir a ver a un médico de pueblo o una enfermera y explicarle cómo tiene que hacer lo que viene haciendo hace muchos años. Lo único que puedo hacer desde la honestidad política es sentarles en torno a una mesa, que me expliquen cómo lo están haciendo, y organizar la atención para que el paciente la viva de forma continua”.

Esa, asegura el consejero, es la verdadera estrategia de crónicos de Extremadura: “No tiene más ciencia. Pretende ser un foro donde aquellos que cada día se enfrentan a un paciente con varias enfermedades crónicas encuentren una vía de apoyo en los sistemas de información, protocolos de actuación y la administración sanitaria para que la cronicidad se atienda de forma continua, sea esta sanitaria o social”.

Virginia Donado-Mazarrón durante su intervención en la inauguración del foro. (A. C.)

¿ESPACIO O INTEGRACIÓN SOCIOSANITARIA?

Como ha recordado la presidenta de Inidress, Virginia Donado-Mazarrón, la integración de la atención sanitaria y social es una de las claves fundamentales para abordar los problemas que plantea una sociedad cada vez más envejecida.

“La persistencia del modelo asistencial dirigido a los pacientes agudos está impidiendo un mayor desarrollo de la atención sanitaria y sociosanitaria y, por consiguiente, de la atención directa a crónicos”, asegura Donado-Mazarrón. “Patologías que antes se consideraban mortales, como el cáncer o algunos tipos de eventos cardíacos, ahora se cronifican y permiten al afectado convivir con ellas durante muchos años. Es responsabilidad de la sociedad por tanto ofrecer la máxima calidad de vida a estos enfermos a través de nuevas estrategias y apoyos por parte del sector sanitario y sociosanitario”.

“La persistencia del modelo asistencial dirigido a los pacientes agudos está impidiendo un mayor desarrollo de la atención sanitaria y sociosanitaria”, explica Donado-Mazarrón

El director de la división médica de Oximesa, José Ramón Calvo, ha compartido la experiencia que vivió con su madre, paciente de alzhéimer, y cómo esta falta de integración provocó un gran impacto en su familia, que carecía de la información y el apoyo necesario. En su opinión, “si no encontramos el modelo adecuado puede que estemos aportando a otros pacientes con otros tipo de patología al sistema, pues la cronicidad nos va a tocar vivirla a todos”.

En este sentido, Vergeles ha criticado el uso de la expresión “espacio sociosanitario”, pues cree que genera una “tercera dimensión”, cuando en realidad todos los pacientes tiene necesidades sanitarias y sociales que deben abordarse de forma conjunta. “La madre de José Ramón lo que necesitaba era una continuidad en la atención y eso se lo tienen que dar los sistemas de protección social y sanitaria, cada uno con la intensidad que se necesite en cada momento”. Y esto implica, asegura, tener en cuenta siempre el trasfondo social de gran parte de los problemas sanitarios: “En este país nos hemos acostumbrado a que lo sanitario tenga mucho músculo y los problemas sociales lo metemos con calzador en la sanidad. Los desahucios dan dolores de cabeza, y tratamos los dolores de cabeza, no el desahucio”.

De izq. a dch.: Juan Carlos Escudero, Virginia Donado-Mazarrón, José María Vergeles, Luis Tobajas y José Ramón Calvo. (A. C.)

UNA ESTRATEGIA RESPONSABLE

Tras la intervención de Vergeles, Manuela Rubio, subdirectora de Atención Primaria del Servicio Extremeño de Salud (SES), ha explicado en detalle la nueva estrategia de crónicos de la Junta. Una estrategia que, como ha apuntado, Juan Carlos Escudero, gerente del Área de Salud de Mérida, tiene muchos de los aspectos que señala el decálogo de la responsabilidad social sanitaria y sociosanitaria, presentado recientemente por Inidress: “Si vemos su decálogo nos damos cuenta de que la mayoría de sus apartados se encuentran entre nuestros valores diarios, como la humanización, la equidad o la relación con los grupos de interés, como son las asociaciones de pacientes”.

La integración de la atención sanitaria y social pasa por una apuesta firme por la continuidad asistencial

En este sentido, Rubio ha recordado que la Estrategia de Cronicidad en Extremadura está diseñada como un proceso participativo entre la Consejería de Sanidad y Políticas Sociales, el SES y el Servicio Extremeño de Promoción de la Autonomía y Atención a la Dependencia (Sepad), en el que han participado 120 profesionales de todas las categorías (sanitarias y no sanitarias), así como personal de Universidad, Cultura, Deporte y Asociaciones de Pacientes.

El objetivo principal de la estrategia no es otro que dar respuesta a las necesidades de cuidados de los ciudadanos extremeños, y ello implica la integración entre servicios sociales y sanitarios. Una integración que, como ha explicado Rubio, pasa por una apuesta firme por la continuidad asistencial, que implica “poner en común las necesidades de unos profesionales y otros”. Un reto que, tarde o temprano, tendrán que abordar todas las regiones de España, pero que Extremadura ya se está tomando en serio.