Home » Política


CRECEN UN 15% LAS MUERTES EN ENTORNOS ACUÁTICOS
El PSOE reacciona ante el aumento de ahogamientos y pide un plan nacional

El número de personas ahogadas es ya la mitad que los muertos en accidentes de tráfico. (actuacioninmediata.blogspot.com.es)

Presenta una proposición no de ley para crear una estrategia común contra estos accidentes, que permita financiar equipos, materiales, formación y planes de empleo en materia de salvamento y socorrismo
11/08/2017 13:11 h. imprimir


Redacción Twitter email


PSOE ahogamientos salud pública

El portavoz de Pesca y diputado socialista por Málaga, Miguel Ángel Heredia, ha registrado una proposición no de ley en el Congreso en la que “insta al Gobierno, en coordinación con el resto de Administraciones con competencias, a elaborar, en el plazo máximo de 6 meses, un Plan Nacional contra Ahogamientos que defina una estrategia común contra estos accidentes y permita financiar equipos, materiales, formación y planes de empleo en materia de salvamento y socorrismo”.

Según informa el Grupo Parlamentario Socialista en el Congreso, en lo que va de año han fallecido 305 personas en medios acuáticos, un 15% más que en el mismo periodo de 2016.

De hecho, el número de personas ahogadas es ya la mitad que el de los fallecidos en carretera, lo que el responsable socialista ha calificado como “un problema grave sobre el que el Ejecutivo debe tomar medidas urgentes”. Así, la iniciativa, que se debatirá en la Comisión de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente del Congreso, pide “establecer los mínimos de formación para socorristas, así como las sanciones a aplicar cuando los bañistas comentan imprudencias, una de las principales causas de los ahogamientos”.
Los ayuntamientos necesitarían fondos adicionales para tareas preventivas

“La PNL insta igualmente a estudiar cómo dotar a los ayuntamientos de partidas extraordinarias en verano que permitan contribuir a sufragar todos estos costes”, ha añadido Heredia.

Asimismo, el parlamentario socialista recuerda que los ayuntamientos pequeños, con pocos recursos, “difícilmente pueden asumir el coste de mantener a los socorristas. Y al no contar con socorristas, es difícil controlar a los bañistas que acceden a zonas peligrosas, a quienes tienen actitudes temerarias o incluso a los que se sumergen habiendo consumido mucho alcohol”.

Por otro lado, Heredia ha señalado que actualmente, “no existe una regulación estatal que establezca unos mínimos de formación para los socorristas, ni tampoco qué sanciones aplicar cuando los bañistas cometen imprudencias, una de las principales causas de los ahogamientos. Además en muchos casos el sueldo de los socorristas es miserable, cobran apenas 800 euros por trabajar un elevado número de horas”.

“Llama la atención que sean los ayuntamientos los que deciden si poner o no socorristas en sus playas, cuando España es un país que recibe a millones de turistas”, concluye el diputado socialista.