Home » Política


SE COMPROMETE A DESTINAR UN 6,5% DEL PIB A LA SANIDAD
Andalucía trabaja en una norma que garantice la equidad y sostenibilidad del SNS

Aquilino García, vocal andaluz de Salud. (Parlamento de Andalucía)

El proyecto de Ley de Garantías y Sostenibilidad del Sistema Sanitario Público supera el debate de totalidad en el Parlamento tras rechazarse la enmienda planteada por el PP
16/03/2017 12:00 h. imprimir


Redacción Twitter email


Ley de Garantías y Sostenibilidad del Sistema Sanitario Público Andaluz Aquilino García

El proyecto de Ley de Garantías y Sostenibilidad del Sistema Sanitario Público Andaluz supera el debate de totalidad en el Parlamento, tras rechazarse, con los votos de los grupos PSOE, Ciudadanos, Izquierda Unidad y Podemos, la enmienda con propuesta de devolución planteada por el Partido Popular.

Aquilino Alonso, consejero andaluz de Salud, espera que el debate para blindar la sanidad pública andaluza se extienda para impulsar una norma estatal que restablezca los principios y valores del Sistema Nacional de Salud (SNS).
 
Según apunta el texto de esta norma “se pretende blindar el sistema sanitario y será básica para la sanidad pública andaluza, ya que constituirá un referente para el SNS, al no existir otra de esta naturaleza en el conjunto del Estado”.

garantía de principios en los que debe basarse el sns
Durante su intervención, Alonso se ha referido a los fines fundamentales que se persiguen con el proyecto de Ley, entre los que se encuentra garantizar los principios de universalidad, equidad, calidad, solidaridad e igualdad efectiva de las prestaciones sanitarias públicas a cualquier persona que las necesite, independientemente de su condición social, cultural o económica.

La norma se compromete a invertir un 6,5%
del PIB en sanidad
 De este modo, la norma se vincula con la Constitución española que, en su artículo 43, reconoce el derecho a la protección de la salud, así como con el Estatuto de Autonomía de Andalucía el cual, en su artículo 22, garantiza este derecho mediante un sistema sanitario público de carácter universal.
 
En relación a este fin, Alonso ha justificado que “ahora más que nunca es necesario defender de manera clara y contundente la universalidad de la sanidad pública, su sostenibilidad y la necesidad de blindarla ante las tentaciones de privatizaciones y ataques por parte de sectores interesados”.
 
La norma se compromete a dedicar al final de la legislatura al menos un 6,5 por ciento del PIB autonómico a Sanidad. Además, busca reforzar derechos conocidos, como “acceso a todas las prestaciones, a la segunda opinión médica, a la libre elección de médico, al consejo genético y a la medicina predictiva, a los cuidados paliativos, o a la historia clínica, entre otros". 

reacciones políticas
Aquilino Alonso ha defendido que el modelo público, equitativo y de calidad tiene “más vigencia que nunca”, frente a lo que el PP ha calificado como "modelo caduco, aunque no aclare este partido cuál es su modelo”.

"La ley es una mera declaración de intenciones sin compromiso real", apuntan el PP-A
En concreto, la titular del PP-A, Catalina García, ha querido dejar claro que partido tiene como objetivo rectificar errores del sistema sanitario andaluz y garantizar la sostenibilidad, apuntando que en la lye que el Ejecutivo ha remitido al Parlamento no se ven las medidas que vengan a solucionar los problemas de la sanidad.
 
De hecho, ha indicado que la Junta ha conseguido poner de acuerdo a todos los andaluces para que “salgan a la calle a demandar una sanidad digna y de calidad”.
 
García ha ido más allá y ha matizado que esta ley es “papel mojado y una mera declaración de intenciones, sin compromisos reales ni memoria económica, que viene a perpetuar el modelo del Gobierno socialista al que los ciudadanos han dicho que no claramente”.
 
En la misma línea se ha mostrado Isabel Albás, parlamentaria de Ciudadanos, el proyecto de ley es “poco ambicioso y concreto, cunado la sanidad pública andaluza necesita medidas urgentes”. En concreto, ha apuntado, “no queremos que existan medidas incumplidas legislatura tras legislatura”. Ciudadanos se ha comprometido a hacer aportaciones al texto  para mejorar la sanidad pública.

un paso más para consolidar los derechos sanitarios
Por su parte, Juan Antonio Gil, diputado de Podemos, ha indicado que “hay que darle una buena vuelta al sistema organizativo del modelo sanitario público andaluz”. Tal y como ha adelantado, su grupo tiene previsto plantear mejoras en el proceso de selección de medicamentos, una nuevas gestión de las listas de espera o la reversión de las externalizaciones. Además, propondrán la figura de un ‘alertador’, que protegerá a los profesionales ante las posibles irregularidades en el sistema o casos de acoso.

Podemos propone la figura del 'alertador' para proteger a los sanitarios 
Jesús María Ruiz, del PSOE-A, ha indicado que “es una ley claramente de defensa, frente al ataque permanente que ha recibido la sanidad pública por parte del Gobierno central”. De hecho, ha denunciado que el Ejecutivo del PP ha provocado con sus medidas un empobrecimiento y la desigualdad en torno al sistema sanitario público.
 
Asimismo, cree que la futura norma andaluza pretende “dar un paso más para consolidar derechos que ya se han reconocido en la comunidad y es una contribución desde Andalucía para liderar un pacto por la sanidad pública en España”.
 
Otra formación que se siente cómoda con la norma es IULV-CA. Inmaculada Nieto, su portavoz, ha indicado que “está de acuerdo con algunos de los elementos centrales del proyecto de cara al futuro, como son la universalidad, la equidad o el carácter público de los servicios”.

Sea como fuere, Alonso ha insistido en que la norma es un “proyecto ambicioso”, que el Gobierno andaluz trae al Parlamento “desde una posición de diálogo y consenso y con el fin de que se mejore con las aportaciones de los diferentes grupos, para que sea un Proyecto de todos para Andalucía”.

repercusión de la crisis económica
Con el trasfondo de la crisis económica, se han producido en estos años cambios en la regulación estatal sanitaria básica del país, que han supuesto la quiebra de la accesibilidad y equidad, “señas de identidad del Sistema Nacional de Salud desde su constitución”, ha recordado Alonso.

"La crisis supuso la quiebra de la accesibilidad y equidad en el SNS", señala Alonso
Concretamente, ha manifestado que la entrada en vigor del Real Decreto Ley 16/2012 quebró la universalidad, excluyendo a personas que residen en nuestro país de la cobertura sanitaria.
 
Asimismo, supuso la implantación de un régimen extendido de copagos para todos los ciudadanos, y el paso por tanto de un sistema de cobertura universal a un sistema de aseguramiento, lo que supuso un retroceso del sistema sanitario público.

Esta situación hace que sea necesario “abrir un debate sobre el modelo sanitario y su sostenibilidad en el conjunto del SNS”. En este sentido, ha destacado que desde Andalucía se ha reaccionado elaborando una norma “que defienda los logros alcanzados y los haga perdurables en el tiempo”.

Una norma que, además de garantizar la sostenibilidad del Sistema Sanitario Público de Andalucía, “va a servir para abrir este debate en el conjunto del Estado y así impulsar una norma a nivel estatal que garantice la sostenibilidad del conjunto del Sistema Nacional de Salud”.