Home » Política


PRESENTACIÓN DE MIGUEL ÁNGEL MOYANO
"La manera de entender la evolución demográfica desde la sanidad no ha sido la más correcta"

Miguel Ángel Moyano durante su intervención en el foro. (Antonio Camacho)

El consejero técnico de Inidress asegura que la responsabilidad social ofrece una serie de herramientas indispensables para abordar la gestión de la cronicidad y, por ende, garantizar la sostenibilidad del SNS
08/06/2017 11:35 h. imprimir


Miguel Ayuso Twitter email


VI Foro RSS Cronicidad Extremadura Hospital de Mérida Responsabilidad social Miguel Ángel Moyano

Según el informe Prevención de las enfermedades crónicas: una inversión vital, editado por la Organización Mundial de la Salud (OMS), del total de 58 millones de defunciones previstas para 2005 por todas las causas, se estima que 35 millones correspondieron a enfermedades crónicas, lo que supone el doble del número de defunciones correspondiente al conjunto de todas las enfermedades infecciosas (incluidos el VIH/SIDA, la tuberculosis y la malaria), las enfermedades maternas y perinatales y las carencias nutricionales.

La evolución demográfica de España plantea un enorme problema al sector sanitario, que debe cambiar radicalmente su orientación
En los países desarrollados, y en concreto en España, las enfermedades crónicas causan ya en torno al 90% de los fallecimientos, y su impacto no dejará de subir dado que este tipo de patologías están íntimamente relacionadas con el envejecimiento.

Como ha explicado Miguel Ángel Moyano, director de Soandex y consejero técnico del Observatorio de la Responsabilidad Social Sociosanitaria, en el VI Foro de la RSS celebrado en el Hospital de Mérida, la evolución demográfica de España plantea un enorme problema al sector sanitario, que debe cambiar radicalmente su orientación.

“El estado del bienestar, quizás por los adelantos y la mejor situación social, nos ha hecho entender socialmente la evolución demográfica de una manera que no ha sido lo más correcta desde el enfoque sanitario”, apunta Moyano. “Nuestras ensoñaciones de vivir bien nos han puesto en un aprieto”.

Miguel Ángel Moyano ha firmado numerosos estudios sobre responsabilidad social en sanidad. (A. C.)


LA RESPONSABILIDAD SOCIAL EN EL ABORDAJE DE LA CRONICIDAD
El reto que supone sostener el sistema del bienestar en una sociedad con la pirámide poblacional invertida (menos jóvenes, más viejos) no pasa desapercibido para nadie. De hecho, la grave crisis demográfica a la que se tendrá que enfrentar España en las próximas décadas protagonizó la última Conferencia de Presidentes celebrada en el Senado, donde el propio Mariano Rajoy reconoció que “la población en España es cada vez mayor, pero tenemos, sin duda, algunos problemas de natalidad”, y esto, aseguró, “afecta al conjunto de los servicios públicos, afecta a las pensiones, afecta la sanidad y afecta a nuestro modelo educativo”.

Reducir la comorbilidad de los pacientes y abordar las patologías antes de que su impacto sea mayor es una condición indispensable para garantizar la sostenibilidad del sistema
En este contexto, ha explicado Moyano, la responsabilidad social ofrece una serie de herramientas indispensables. “Aquellos que están menos relacionados con la responsabilidad social la asocian con la filantropía o la acción social, pero hay un aspecto muy importante de gestión, que puede aportar, en concreto, a los planes de salud”, asegura.

La Comisión Europea define la responsabilidad social de las organizaciones o empresas por sus impactos en la sociedad, y los diferentes sistemas sanitarios también entran en este esquema: tienen un impacto económico (altísimo), social (de ellos depende que vivamos más o menos y en determinadas condiciones) y en el medio ambiente, un aspecto que, como apunta Moyano, no es fácil de encontrar en la planificación sanitaria.

LA IMPORTANCIA DE LA PREVENCIÓN
Teniendo en cuenta  que las enfermedades crónicas suponen un enorme porcentaje del gasto de los sistemas sanitarios (hay quien habla de en torno al 80%), reducir la comorbilidad de los pacientes y abordar las patologías antes de que su impacto sea mayor es una condición indispensable para garantizar la sostenibilidad del sistema.

En realidad, como apunta el informe de la OMS, se conocen perfectamente las causas principales de las enfermedades crónicas, y si se eliminaran esos factores de riesgo se podrían prevenir al menos el 80% de todos los casos de cardiopatía, accidente cerebrovascular y diabetes tipo 2; y lo mismo ocurriría con más del 40% de los casos de cáncer.

Para abordar la cronicidad es indispensable invertir en prevención.


Moyano pone como ejemplo la evolución del coste total de fármacos en el abordaje de la diabetes en Extremadura: “El coste total va subiendo de manera sostenida, aritmética, y esto si nos acordamos de la pirámide de Kaiser [el modelo más utilizado para visualizar la estratificación del riesgo en los pacientes] es porque en la parte de soporte de la autogestión y promoción se podría hacer mucho más”.

En definitiva, apunta Moyano, “la cronicidad en la responsabilidad social es multifactorial. Es algo que tiene impactos sociales, económicos y medioambientales. Es transversal. Y para abordarla es necesario introducir la salud en todas las políticas”. Algo que está muy lejos si quiera de empezar a vislumbrarse.