Home » Humanización


SOLEDAD PARRADO, PONENTE EN LAS 'XXI JORNADAS DE NUTRICIÓN PRÁCTICA DE LA UCM'
"La humanización de los hospitales también debe venir de la mano de la alimentación"

El proyecto consistía en ofrecer platos divertidos, pero también sanos y equilibrados. (Istock)

Con unos pequeños cambios en el diseño del plato, los pacientes pediátricos del Complejo Asistencial Universitario de León empezaron a ingerir más y a mostrar mayor interés por la hora de la comida
19/04/2017 09:40 h. imprimir


Marta Escavias de Carvajal Twitter email


Complejo Asistencial Universitario de León Humanización alimentación humanizada

Hacer más feliz la estancia de una persona en un hospital no tiene por qué ser una tarea difícil si todos los profesionales ponen de su parte, sobre todo si se trata de los niños. Y esto incluye todas las áreas y servicios, como la alimentación. Con este propósito, el Complejo Asistencial Universitario de León implicó a todo el servicio de hostelería del hospital con el único fin de hacer más atractivos los platos que se servía a los pequeños ingresados aumentando rápidamente su ingesta y el nivel de satisfacción entre ellos.

“El hecho de trabajar en un hospital no nos impide ser más humanos. La humanización también debe venir de la mano de la alimentación”, apunta Soledad Parrado, subdirectora de Gestión y Servicios Generales y coordinadora de calidad asistencial  del hospital, y ponente en las XXI Jornadas de Nutrición Práctica celebradas en la Universidad Complutense de Madrid (UCM).

adaptación del menú a los pacientes pediátricos
La idea surgió a raíz de la participación en el III Congreso de humanización de hospitales para niños, celebrado en el Hospital Niño Jesús de Madrid. Allí les preguntaron a un grupo de diez chavales que habían estado hospitalizados durante un tiempo qué era lo que menos les había gustado de su estancia y todos, sin excepción, contestaron que la comida.

La comida es uno de los aspectos peor valorados por los niños hospitalizados
“A mí me impactó la respuesta, así que volví al hospital pensando que teníamos que hacer algo inmediatamente”, apunta Esperanza Fariza, supervisora de Enfermería, Dietética y Nutrición del hospital y también ponente durante las jornadas.

Fariza explica que "como no queríamos cambiar los alimentos porque forman parte de una dieta saludable, lo que se nos ocurrió fue mejorar el menú de los niños haciendo dibujos en el plato”. Así, adaptaron todas las dietas y, con la ayuda de la Fundación Curarte, elaboraron platos mucho más atractivos.

“Nuestro objetivo era continuar con las acciones de humanización y eso incluía hacer de la comida del hospital un placer, un menú con el que se sintiesen como en casa, pero siendo sano, equilibrado y divertido”, añade Parrado. Todo ello implicó la creación de un equipo multidisciplinar con la implicación de múltiples profesionales. “Los jefes de cocina fueron los encargados de diseñar estos platos”, explica Parrado.

El proyecto consistió en hacer una carta de menús para los padres, con una ficha técnica de cada uno, aumentando la oferta con cuatro opciones de primeros platos, segundos y postres. Además, se incluía un microcuento del menú por semanas. Además, las fichas incluyen el cuento de Frulita, la mascota ideada por los jefes de cocina que se desarrolla en pequeños fragmentos desde la comida del lunes a la cena del domingo, donde finaliza.

aumento de la satisfacción
Tras el primer año de implantación, se realizó una encuesta de satisfacción a los padres con resultados muy positivos. Se pasó del 19 al 33,3 por ciento de grado de satisfacción. Aumentó la ingesta de todos los platos ofrecidos y, por tanto, disminuyó el porcentaje de comida diaria desechada en las bandejas. “Gracias a este test los profesionales de la hostelería se dieron cuenta de lo importante que era hacer este esfuerzo y demás implicados”, matiza Fariza.

"Nuestra motivación es el aplauso de
los niños", indica Parrado 
Esta aceptación también se refleja en las cartas que recibe a diario la cocina del centro por parte de los padres y los niños que se muestran encantados de que dicha presentación ayude a sus hijos a comer más y, sobre todo, les sirva para evadirse durante un rato de su enfermedad.

Durante el IV Congreso de humanización de hospitales, celebrado en Barcelona en el Hospital Sant Joan de Deu, presentaron su Menú infantil de libre elección y recibieron el primer premio por ello. “Los niños nos aplaudieron y dijeron que no les importaría que fuéramos a su hospital. Este fue el mejor galardón y nuestra mayor motivación”, comenta Parrado.

Desde entonces su trabajo es todo un referente y ha servido para que otros hospitales comiencen estén trabajando en la misma línea.